lunes, 24 de julio de 2017

La Meditación con Mandalas


Si te das una vuelta por pinterest o instagram en busca de inspiración o de actividades para realizar, seguramente habrás encontrado personas coloreando mandalas, esta tendencia que se ha tomado las redes sociales es de hecho una terapia y una forma de meditación con orígenes muy antiguos. La palabra Mandala significa círculo en Sanscrito, y va más allá de un conjunto de formas simples, representa la unidad, la totalidad. Como terapia los mandalas pueden ser vistos como un modelo de la organización estructural de la vida, nos recuerda la existencia de un mundo más allá de nuestros cuerpos y mentes.
Los mandalas representan aspectos de la vida, la Tierra, el Sol, la Luna, nuestro círculo familiar, de amigos y comunidades. Podemos experimentar su belleza todos los días, para muchas culturas un mandala es un círculo sagrado.
¿Por qué los mandalas tienen esas formas? 

Son formas geométricas simples que no tienen principio ni fin, en su forma circular estos dibujos tienen el poder de la relajación, nos ayuda a equilibrar las energías del cuerpo, mejorar la creatividad, y lo mejor es que puedes conseguir todos estos beneficios mientras te diviertes coloreando.


¿De dónde vienen los mandalas? 

Como decía más arriba, encontramos patrones circulares en nuestro entorno constantemente, en todos los aspectos de la vida. El sol, el cielo, hasta en el núcleo de las células del cuerpo humano. Según una antigua ciencia basada en la Geometría Sagrada, este patrón habría sido creado por “las esferas entrelazadas que forman la matriz de la materia universal”. Suena complicado ¿no? Pero cuando te sumerges en las raíces antiguas de los mandalas y su uso en prácticas aborígenes alrededor del mundo, comienzas a entender mejor este concepto.
Por ejemplo, para los monjes tibetanos, los mandalas hechos en arena representan campos multidimensionales de conciencia espiritual y el estado de iluminación que te permite atravesarlos. Para los nativos americanos, la rueda de la medicina es una forma de mandala que simboliza el espacio ceremonial sagrado y el círculo de la vida. En general en diferentes culturas un mandala representa la armonía, la unidad, la integridad y la curación.

¿Cómo funcionan los mandalas?

Cuando escoges y usas un mandala para colorear, estas expresando tus deseos de curación y bienestar, reconociendo tu propio potencial ilimitado. Como terapia se entiende el mandala como un medio para crear un camino hacia el estado deseado, esto especialmente cuando dibujas o diseñas tus propios mandalas. 
Ya sea que busques experimentar la paz interior, expresar tu espíritu  liberar energías negativas, o cualquier propósito que tengas al colorear mandalas todo lo que tienes que hacer es establecer tu intención y despertar tus propios círculos sagrados, tus mandalas y empezar a colorear . Tan simple y a la vez poderoso.
Por increíble que parezca, simplemente coloreando mandalas, puedes lograr lo siguiente:
• Relajar y mejorar su meditación
• Equilibrar tu cuerpo, tu mente y tu espíritu
• Hacer una conexión espiritual
• Amplíe su creatividad
• Aumentar su autoconciencia
• Fomentar su autoexpresión
• Simplemente diviértete, solo o con tus amigos

¿Cómo pintarlos?

En internet encontraras una gran cantidad de modelos y diseños listos para imprimir y colorear, incluso encontraras aplicaciones para que puedas dar rienda suelta a tu creatividad en tu dispositivo móvil. 
Para empezar a colorear es mejor que escuches a tu intuición al escoger colores , pero si buscas algo especifico esta guía de colores puede ser de utilidad para ti:
  • ROJO de fuerza, energía y pasión
  • ROSA por amor, intuición y lo femenino
  • NARANJA para la creatividad, la transformación, la auto-conciencia y la intuición
  • AMARILLO para el aprendizaje, la sabiduría, la risa y la felicidad
  • VERDE para la curación física, capacidad psíquica, amor a la naturaleza y cuidado
  • AZUL para sanación emocional, paz interior y meditación
  • PÚRPURA para todas las cosas espirituales
  • BLANCO para el foco espiritual
  • NEGRO para el misterio, el pensamiento profundo y la individualidad

La meditación con mandalas es una terapia muy poderosa, una forma de expresión de nuestras necesidades espirituales y una herramienta para alcanzar ese tan ansiado equilibrio. Practícala a conciencia y con la mente abierta a explorar nuevas sensaciones.



"La visión integrada del mundo representado por el mandala, aunque ha sido abrazada por algunas religiones orientales, ahora ha comenzado a surgir en las culturas religiosas y seculares occidentales. La conciencia del mandala puede tener el potencial de cambiar la forma en que nos vemos a nosotros mismos, Y tal vez incluso nuestro propio propósito de vida. "
(De Mandala: viaje al centro, por Bailey Cunningham)




Pueden encontrar más ideas y diseños en mi tablero: Mandalas
(Editado de la entrada original de diciembre 2010)

jueves, 8 de junio de 2017

La melodía de Marle Capítulo I: La playa




Capítulo I

La Playa



La Playa de Aldahir  se encontraba en completa calma, sus aguas plácidas aunque oscuras reflejaban las dos lunas que alumbraban la noche. La brisa fresca que provenía desde el centro mismo de Lugha, un inmensurable océano, parecía acompañar con suaves movimientos las notas de una flauta lejana.


Un joven alto y delgado de larga cabellera se había detenido junto a esta playa, hipnotizado por  una melodía lejana, tan familiar que apenas podía contener los  recuerdos que luchaban por desbordar como olas de una tempestad. Las cuevas que se escondían en los alrededores amplificaban el sonido haciendo imposible identificar de donde provenía la música.


Marle, el joven caballero, sacó con lentitud una  flauta plateada diminuta de su alforja, la observó conteniendo lágrimas, había recorrido un largo camino, poblado tras poblado, desgastando sus pasos siempre detrás de ella, y finalmente estaba ahí al alcance de sus brazos, pero escondida en la oscuridad una vez más. 

Tocó  suavemente la flauta tratando de igualar las notas que bailaban en su mente.  Pretendía llamarla, esperaba que ella pudiera escuchar esa melodía tan querida para él, y lo recordaría todo. Pero a pesar de todos los deseos que impregnaban el aire, pronto aquella música que lo llenaba de esperanza, se extinguió, ni un suspiro, nada, soledad y viento.


Su caballo impaciente presentía el final de la tensa calma. Golpeaba la arena exigiéndole a su amo que se marchasen de allí. Ojalá y lo hubiera escuchado antes pues la arena dorada de la playa empezó a levantarse llevándose todo por delante, un brazo enorme, monstruoso, trataba de capturar también a Marle, quien veía  con desesperación como se perdía su caballo en medio de un vórtice de arena insaciable.


- ¿Esto es lo que quieres? ¿De verdad vas a obligarme a matarte? - Gritó con toda la fuerza que le quedaba.


El deseo de vivir, hizo que Marle corriera para salvarse, “vivir para pelear otro día” solía decir su abuelo, vivir para recuperar su mundo, diría Marle. 


Los estruendosos rugidos de la montaña de arena devorando a su compañero de viaje se iban acallando detrás de él. Su corazón acelerado fue calmándose y sus apresurados pasos se convirtieron en un eco solitario.


La noche y su silencio lo cubrían todo menos los  cansados pasos de un hombre  solo y sin dirección.


- Estaba tan cerca- Se lamentaba.


-¿Cerca de qué?- Una Endi muy pequeña había estado siguiendo al caminante en silencio.


Los Endi eran una raza amigable, de carácter alegre y hasta gracioso,  siempre y cuando se mantuvieran calmados y fríos. Eran hijos del volcán Endir y como era de esperarse habían heredado su temperamento.


- No quiero problemas. Si buscas comida solo puedo ofrecerte algo de pan duro y agua- le contestó Marle evadiendo su compañía. La pequeña no imaginaba que era aquello a lo que llamaba pan duro y porque despreciaba ese humano insensato los alimentos. 

La Endi olfateaba el camino hasta que se paralizó por un aroma desagradable casi nauseabundo.


- ¡Detente! una hija del mar estuvo aquí, ¡apesta a pescado podrido! -  el joven sorprendido giro hacia la criatura - ¿hija del mar? ¿De verdad crees en esos cuentos?- se apresuró a contestarle, mordiendo el labio para que la curiosa criatura no percibiera su inquietud.


Su conversación fue interrumpida por las manos heladas de una mujer de piel azul, ojos profundos, colmillos y garras aterradores. El joven se había quedado mudo. Ahí estaba después de tantos años,  la había encontrado. Pero ella parecía mirarlo sin reconocerlo. 


- ¡Kendria! - Exclamó tratando de obligarla a recordar, retenerla a su lado de alguna manera.


Pero las arenas de la playa los habían seguido silenciosamente. Aquella montaña de arena recobró su poderoso tamaño cayendo con toda su fuerza sobre ellos.


Los gritos se ahogaron en medio de la avalancha de arena y tierra que los engullía mientras la pequeña Endi se escondía. La montaña viva de arena creyó haber logrado su objetivo destruyendo al humano intruso y se alejo llevando con la delicadeza de un tesoro a la  hija del mar.


Marle había quedado inconsciente, el poderoso golpe le había arrebatado una vez más a la razón de su búsqueda y algo más, su pequeña flauta plateada. Poco después despertó buscando a Kendria, pero fue en vano. La hábil Endi salió de su escondite ofreciéndose a llevar a su nuevo amigo a un lugar seguro, lejos de los gigantes de arena y los apestosos hijos del mar.


Ambos se alejaron de la playa traicionera y fueron entrando a un pequeño poblado de humanos, algunas construcciones de piedra resistían los embates del tiempo y la sal del océano. Sus habitantes menos fuertes llevaban marcado en el rostro el cansancio de sus luchas.


Una pequeña posada se encontraba abierta a pesar de que la noche estaba muy avanzada. Un oxidado cartel de latón se movía a la par del viento golpeando las paredes carcomidas del lugar. Marle se había acostumbrado a lugares similares durante su viaje, pero la Endi que lo acompañaba podría ser un problema, no conocía las costumbres humanas y menos las suspicacias y desconfianza que esa raza  convertía con facilidad en miedo y odio.


No les quedaba otro camino, debían descansar, necesitaban alimentos y abastecerse para ir detrás de la hija del mar. Se aventuraron en la humilde posada esperando pasar inadvertidos, cubiertos con amplias capas. Adentro un cansando cantinero los recibió con una clara desconfianza, los viajeros se encontraron rodeados de miradas acusadoras, aunque no sabían que delito habían podido cometer.

Continuara...

jueves, 1 de junio de 2017

Junio... esto fue mayo



 


Termina mayo y le damos la bienvenida a junio,  cumplimos seis meses del 2017 y nos preparamos para la segunda mitad del año.  Veamos entonces lo que trajo mayo:



Este mes terminé mi segundo año de #365Project que consiste en compartir una foto al día durante todo un año. Para iniciar el tercer año consecutivo se me ocurrió hacerlo con una perspectiva diferente, en blanco y negro.


“Cuando fotografías a las personas en color, fotografías su ropa. Pero cuando fotografías a las personas en blanco y negro, fotografías sus almas”. Ted Grant


Me encantará que me acompañen a través de mi Instagram en esta nueva aventura de contar historias en blanco y negro.

Y a propósito de contar historias, hace algún tiempo participé en un concurso sobre el arte de narrar historias, y a partir de junio empezamos a plasmar los proyectos ganadores. Estoy muy emocionada por ver el resultado.



Siguiendo con las historias “Lizzy. ¡Esto no es Londres!” llegó a su fin, pero en junio inició una nueva historia, también participante de Blogs colaboradores, esta vez con un instrumento musical como temática,  espero me acompañen en estas 4 entregas de “La melodía de Marle”.



El blog de moda “hecho en Bolvia” Nice, cute and pretty en Mayo se puso casual con los mejores outfits en jean y disfrutamos del evento más importante de moda en Bolivia.

Durante Junio mi podcast “Una Geek al Rescate” se toma un descanso. Y la revista digital “Hey Mujer” en la que escribo y también edito tiene una nueva edición, los invito a seguir el enlace para ver el contenido.



Y por último me uno a mi sexta aventura junto a los bloggers de ATBJunio, actividades en todas las redes sociales para dar visibilidad a nuestros blogs. Que ademas incluye un desafio diario de fotos en instagram. (aquí esta mi resumen)




Conoce más de Activa tu blog AQUÍ.


¿Qué les parece? ¿Listos para la mitad de año que nos espera?


 
 

lunes, 22 de mayo de 2017

Estoy motivada para hacer un Bullet Journal


¿Has escuchado el término Bullet Journal? ¿Siempre has querido tener una agenda o planificador personalizado? 

Bueno una Bullet Journal puede hacer la diferencia en la forma en que te organizas. 

Esta manera de organizarte disparara tu creatividad y ayudará a cimentar tus hábitos de una forma divertida. 

Hace algún tiempo tenía pensado empezar con esta rara afición que combina mi trabajo, con mi pasión por el dibujo y el diseño. El Bullet jounaling es básicamente un planificador, lista de tareas pendientes, diario y tomador de notas, ¡todo en uno! Y Aunque suena tan fascinante tenía pendiente este proyecto hasta hoy. 

Todo lo que necesitas es un bloc de notas en blanco y una pluma para empezar. También puedes usar un cuaderno cuadriculado o rayado. En tu planificador podrás incluir lo que gustes, aquello que más interés te genera: desde la planificación de comidas hasta las tareas cotidianas. Puedes hacer tan simple o tan complicado tu planificador como quieras. 

Algunas razones que te ayudaran a decidirte por una Bullet Journal: 

1. Tienes un planificador que realmente se ajusta a tus necesidades, económico y totalmente personalizado. 

2. A veces tenemos ideas, notas, Post- its y un mundo de cosas a las que queremos realizar un seguimiento adecuado, y que no caben en una agenda normal. ¡Un solo planificador para gobernarlos a todos! Con este sistema solo necesitaras un cuaderno. 

¿Cómo crear tu propio Bullet Journal? 

Aquí les explico como estoy organizando el mío de acuerdo a mis necesidades: 

1. Índice: El pegamento organizador que contiene todo el diario o planificador. Una excelente idea es enumerar tus páginas, para poder etiquetarlas y mantener un índice ordenado. 

2. Proyectos: Una buena idea es incluir todos los proyectos actuales en los que estás trabajando. Dividiendo cada uno de esos proyectos en detalles, con tareas y notas. 

3. Calendario mensual y metas: Incluir tus metas mensuales, fechas de cumpleaños, citas importantes, etc. 

4. Planificación semanal: Aquí puedes incluir las citas, reuniones, planes para la semana, además llevar la cuenta del entrenamiento que haces cada día, hábitos diarios (la hora en que te levantas, a qué hora dormir, dejar de fumar, calorías, etc.) Hasta puedes incluir un menú saludable o pequeñas recompensas que quieras darte. 

5. Páginas diarias: Todo lo que harás en el día, como si fuera una agenda común y corriente. Puedes dejar cuanto espacio necesites para incluir notas y recordatorios adicionales. 

6. Listas: Aquí puedes incluir tus listas de compras, lo que estas ahorrando, Tus gastos, proyectos de diseño, ideas, escritos, ideas para tu blog, tu creatividad te pondrá el límite. 

¿Te sientes abrumado (a)? 

Al principio es normal sentirse inseguro, hoy experimente esa sensación de inseguridad al llenar mi primer planificador semanal (quedo algo vacio) y me faltaban ideas para los dibujos y doodles. Pero a poco van llegando las ideas. 

Antes de que la frustración te alcance te dejo algunos tips: 

- Compra un cuaderno económico o realizo tú con material reciclado. 
- Recuerda que es un diario de aprendizaje, no te preocupes si no te hallas con tu primer diseño, poco a poco llegaras a algo más definitivo. 
- Crea una lista de diseños que quisieras integrar a tu diario. 
- Busca inspiración en Instagram o Pinterest. 
- Dibuja siempre a lápiz. Luego puedes agregar color, o tinta. - Usa pestañas y post - its para mantener el orden, puedes crear tus propios stickers también. 



Y ¡listo! Ya estás preparado para iniciar tu primer Bullet Journal, ¡dibuja, inspírate y crea!